Soñé que la luna entra en mi


Estaba en un descampado con más gente, en una especie de juego hacíamos un combate en el que había espada (la manejaba otro) y lanzas (como las de las justas medievales a caballo). Yo tiraba las lanzas, pero no al de la espada, a otro, de repente una lanza se desvía y va volando por si sola al de la espada y empieza a luchar sola, con él como suspendida en el aire; en ese momento miro a la Luna con los brazos extendidos y grito ” ¡Bien, he conseguido dominar los poderes! ”

La Luna se empieza a acercar a mí haciéndose más y más grande, yo la espero con los brazos abiertos hasta que en un destello entra dentro de mí, la absorbo, y me llena con toda su fuerza y energía, quedo en el suelo, con los brazos extendidos, mi piel está roja (como cuando nos quema el sol en la playa) y a uno que está cerca le pregunto si ha visto eso, si no ve el color de mi piel, a lo que me contesta que no, que me ve normal, como siempre.
Y eso es lo que puedo recordar del sueño, al despertarme he tenido una sensación extraña, como si algo hubiera pasado realmente.

Iñigo

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario