Soñé varios sueños en uno


Han sido varios sueños en uno. En el primero había un hombre con cualidades físicas de un tiburón metido en una especie de vidriera. Acabábamos manteniendo relaciones sexuales bajo una ducha haciéndolo analmente.

El segundo sueño transcurría en un bosque un lobo tremendamente enorme me perseguía. Por lo visto era como una especie de espíritu del bosque. Traté de huir a una casa medio derruida y una mujer de unos 40 años más o menos dicho que era su madre le regañó. Subí a un pilar envuelto por hierba mientras mantenían esa conversación. Una parte de mí dudaba porqué sus intenciones al principio eran hacerme daño pero luego cambiaron o ese dijo esa madre.

En el tercer sueño, mi padre pasó de largo de una ermita de la virgen María como si la odiara y se fue a la de Fátima la de al lado rezando una novena. No entendía porqué elegir. ¿Acaso debería preferir mi santo a la virgen? Era día de misa y curiosamente sólo yo entre a la iglesia. Dónde me fasciné por una especie de estantería de libros. El cura me sonaba a pesar de no haberlo visto nunca. Hablando se preguntaban como hacer transcurrir un río he inmediatamente di soluciones que me parecieron lógicas. Con el pensamiento levante murallas afianzo la iglesia uniéndola pero no entendía como era posible.

Mar

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Tablón de Relatos.






Deja un comentario